sábado, junio 14, 2008

La cuenta atrás de la secta.

Hace algún tiempo que el cenutrio insultador nos definió como una secta por que no le dejábamos participar en nuestras discursiones ciberneticas e internauticas, pero claro el elemento debería darse cuenta que no aporta nada.

Ahora en una especie de cuenta atrás que hace Bastonito en su blog "Taurofilia" nos ha puesto nombre L.O.F.I.T, el lado oscuro de la federación intergaláctica taurina. El lado bueno son todos aquellos rendidos al "galáctico" y que al parecer el próximo domingo le van a dar un rabo en Las Ventas. Yo particularmente me voy a mantener en la secta con este nombre o el que sea, pero también voy a reconocer que a mí José Tomás el pasado jueves en su segundo toro me gustó y en dos ocasiones me hizo levantar de mi asiento.
Pero cualquier comparación entre lo que yo veía en el ruedo y lo que visionaban mis compañeros de tendido era pura coincidencia. Por tanto no me extrañaría que le dieran el rabo, el toro y tal. Lo que seguro ocurrirá es que lo sacaran los hermanos costaleros de la hermandad del sobre hasta la furgoneta previamente aparcada frente a la puerta de Madrid.
Ya no serán los aficionados en masa los que sacaran a su héroe en hombros y de esta guisa lo trasladaran al hotel. De esto hoy se encargan los de la hermandad, y claro no querremos que unas buenas gentes, aficionadas eso sí, que han pagado una barbaridad por acudir al extasís del muchacho con sus mejores trajes y las corbatas de Hermes sean quien tengan que portar al triunfador, ellos ya propician el triunfo que es lo importante.

7 comentarios:

la condesa de estraza dijo...

¿Cómo es un episodio maníaco?

Suele comenzar con una sensación agradable de alta energía, creatividad y facilidad en situaciones sociales que rápidamente aumenta hasta estar fuera de control. "Las ideas rápidas se vuelven demasiado rápidas y son demasiadas, la abrumadora confusión reemplaza a la claridad; no puedes recordar. El humor contagioso deja de divertir, tus amigos se asustan. Estas irritable, enfadado, amenazador, desconfiado y atrapado...", comenta una persona bipolar.

Durante la manía, el estado de ánimo es irritable, expansivo o eufórico. Sienten que pueden hacer cualquier cosa que se propongan, su autoestima es altísima, se creen grandiosos, como si estuvieran en la cima del mundo. Exagerada sensación de poder, importancia y grandiosidad. O bien pueden estar muy irritables, se enfadan por cualquier motivo y tiene estallidos emocionales, pasando súbitamente del regocijo a la ira.

Gran actividad, quieren hacer muchas cosas, pero su atención cambia fácilmente de un tema a otro. En un momento dado pueden querer hacer deporte y al otro quieren coger un avión a cualquier sitio.

Muy impulsivos, con dificultad para controlar sus impulsos, tienen un juicio pobre a la hora de tomar decisiones que los lleva a realizar actividades poco realistas. Pueden gastar grandes cantidades de dinero, tener una conducta temeraria y hacer inversiones absurdas.

Hablan sin parar, en voz alta y con gran rapidez, saltan de un tema a otro y es difícil seguirlos. Los pensamientos pasan a gran velocidad por su mente. "El ruido en mi cabeza, que es una combinación de uno o dos trozos de ideas o frases, música y canciones, además de un ritmo repetitivo que es casi como si mi cerebro fuese un tambor, más palabras o cadenas de palabras, frases, galimatías..." cuenta Marcia.

Su necesidad de sueño está disminuida, sin sentir ninguna fatiga incluso después de haber dormido muy poco.

Deseo sexual aumentado. A veces puede aparecer conducta sexual inapropiada.

En algunos casos puede haber síntomas psicóticos como alucinaciones (ver o escuchar cosas que no existen) o delirios (creer firmemente cosas que no son verdad, como que alguien le persigue y espía, o que existen extrañas confabulaciones)

no soy el kali, soy peor dijo...

Si es verdad, pareceis una secta. Echar alos mas impreentables y el resto parecereis normales.

Corrochanito dijo...

Siento mucho no comprenderla, yo juraría que este comentario se lo debería hacer usted a su compañero Kalikatres, ese sí que está diagnosticado y jubilado por depresivo, paranoico y fallo funcional de la azotea.
A mí de momento no ma han diagnosticado nada de eso.

Anónimo dijo...

SONETO CON ESTRAMBOTE
A LA CONDESA DE ESTRAZA,
MUSA DEL ESPERPENTO

Le dedico, condesa, este soneto
al albur de que es usted una mina
por pedorra, por loca, por gorrina,
haciendo de Internet mi parapeto.

Si en el culo tuviese un marzoleto
no vendría vuecencia más dañina,
mas lo entiendo: la ira le domina
luciendo ese testuz corniveleto.

Le mueve la venganza y la locura,
el conde la dejó más que plantada,
pero debe entender que la bravura

se agosta si no está bien compasada
(es ya un poco mayor la criatura,
más corta cada día su zancada)

Y añadamos una sabia apreciación:
¡a vuecencia le canta el alerón!

Milanés

Anónimo dijo...

Ese que dice que no es el talibán, seguro que es él. Ninguna otra persona piensa que pueda haber algo peor que carbonell, talibán, ramón, kalikatres. Como siempre escondiéndose como un cobarde.

Muy interesante el poema.

Gallego

carbonel sin elle dijo...

El otro día se olía la mierda desde aquí cuando se empezó a cagar tras las supuestas advertencias para cuando vaya a Ceret...

Que si tiritas, que si ataudes, que si no tiene nada que perder...lo que tiene es un cague que no puede con él.

Ojalá le partan un poco la boca para que vaya escarmentando. Por lo que parece hay grandes posibilidades...

Corrochanito dijo...

Yo no creo que la violencia sea solución de nada. Y menos a este, antes se decía aquello de en la cabeza para que no cojee pero a este la neurona disfuncional se le puede poner peor.